Los 5 errores más comunes del patinador principiante
Los 5 errores más comunes del patinador principiante 5.0 out of 5 based on 7 votes.

Consejos para patinadores principiantes

Una recopilación de los errores del patinador principiante que esperamos que te ayuden en tus primeras patinadas.

con-ayudaAprender a patinar es un recorrido con varias etapas, los primeros días que nos probamos los patines se cometen errores que con un poquito de práctica y experiencia se terminan resolviendo en el 100% de los casos.

Por mi experiencia en las clases de patinaje estos son los errores de los patinadores principiantes que debes resolver si quieres ser y parecer un experto Roller.

1 – Patinar sin protecciones

Pueden ser incomodas, pueden terminar oliendo a rayos, pueden quitarnos parte del sex-appeal que tiene patinar, pero las protecciones son tus amigas, van a protegerte de raspones en las rodillas, muñecas doloridas y codos golpeados.

Si hay algo que nos da pavor a los profesores de patinaje es ver a esta persona que aún se bambolea sobre los patines pero va alegremente con unos pantalones cortitos, las rodillas buscando el asfalto…

2 - Comprar patines baratos

El mal endémico de los patinadores principiantes: “Como no sé si me va a gustar patinar, me he comprado estos patines ¡los patines más baratos!”. Esto es similar a decir: “Como no sé si me gustan los melocotones, voy a coger el más arrugado y mohoso de esta bolsa”. Es difícil que disfrutes de ese melocotón en concreto.

Hay que tener unos patines de calidad mínima, de ellos van a depender no solo tu seguridad si no también tu diversión. Aquí puedes leer nuestras recomendaciones para comprar patines.

3 - Mirarse los pies

Ya te has comprado unos buenos patines ¡Ahora tenemos que conseguir no mirarlos de continuo!

Levanta la mirada del suelo, es importante porque necesitas saber hacia dónde te desplazas. Mirar hacia delante te coloca en la posición correcta de patinaje, la espalda ligeramente arqueada. Es más probable que te mantengas patinando más relajado si ves el mundo pasar suavemente alrededor tuyo, que si solo miras los traspiés que dan tus patines.

Car-abajo24 - Tener miedo y no querer caerse

Si, patinar puede dar un poquito de miedo, pero no tiene que darnos tanto miedo que nos impida movernos. Los músculos rígidos nos van a impedir movernos con naturalidad, y vamos a terminar mucho más cansados.

Si te ves tenso: siéntate, descansa, ten la certeza de que vas a terminar patinando, recuerda que estas patinando porque es muy divertido. ¡Y levántate otra vez sobre los patines!

5 - Querer saberlo todo desde el primer día

El patinaje como todo aprendizaje tiene un recorrido lógico y gradual, si no sabemos avanzar, no necesitamos saber frenar. El primer freno que debemos aprender será poco efectivo pero debe ser el más seguro. Antes de bajar una cuesta es mejor que sepamos frenar con seguridad. Primero hacemos el ejercicio hacia delante y después hacia detrás.

Es sorprendente, pero a patinar ser aprende patinando, en cuanto has pasado una cierta cantidad de horas tu cuerpo se ha acostumbrado a moverse de manera distinta y se corrigen automáticamente muchos de los malos hábitos del principio.

El patinaje es un deporte amplísimo con varias modalidades como el Freestyel Slalom, el RollerDance o baile en patines, el Hockey, el patinaje de velocidad… disfruta aprendiendo en cada uno de los estados, desde principiante hasta patinador especializado.