De Real a Roller - el parque del Retiro
De Real a Roller - el parque del Retiro 5.0 out of 5 based on 5 votes.

Alumno de las clases de patinaje avanzado y colaborador habitual del Club, Agustín nos hace un recorrido por la historia del parque del Retiro.

Todos llevamos tiempo patinado por el parque del Retiro de Madrid con Impulso Urbano, pero quizá hayáis oído solo de pasada, que el Retiro fuera hace unos cientos de años una parte importante de los jardines de un palacio de recreo que los reyes tenían en nuestra capital. Pero lo que probablemente desconozcáis aún más, es que entre la invención de los patines en línea y la apertura del parque al público en su forma actual, solo mediaron escasos cincuenta años.

 

Tras la revolución de 1868 , llamada la Gloriosa , los jardines pasan a la propiedad del municipio de Madrid y sus puertas se abren para el esparcimiento del ciudadano. Mucho mas al norte, en el Londres de 1823, pocos años antes, un tal Robert John Tyers, diseñó unos patines conocidos como “rolitos”, partiendo de una bota a la cual había añadido una guía atornillada con cinco ruedas de madera en línea debajo de ellos, su idea precursora de nuestros amados patines, no fue tomada muy en serio en esa época, gozando de mas éxito los ideados en 1863 por el norteamericano James Plimpton, los conocidos como tradicionales o paralelos; sin embargo, hoy se sabe que en Holanda fueron fabricados patines con 5 ruedas similares a los ideados por Tyers, usados durante mas de 20 años, como medio de transporte, a lo todo terreno.

 

Pero rodemos por la historia y conozcamos el recinto donde disfrutas de tus clases de patinaje y que tantas horas de recreo nos aporta con el Club, y dejemos la historia del patín para otra lectura.

 

Los jardines conocidos como del Buen Retiro, tienen hoy en día unas118 hectáreas, pero no todas para patinar. Su origen está entre los años 1630 y 1640 , cuando el Conde-Duque de Olivares (Don Gaspar de Guzmán y Pimentel), valido de Felipe IV (1621 - 1665), dona al regente unos terrenos de su propiedad, para el recreo de la Corte en los alrededores del entonces Monasterio de los Jerónimos, hoy Iglesia. Partiendo de una construcción anterior, se edifica el Palacio del Buen Retiro, que contaba entonces con unas 145 hectáreas. Aunque esta segunda residencia real iba a estar en lo que en aquellos tiempos eran las afueras de la villa de Madrid, una ubicación muy boscosa y fresca, no estaba excesivamente lejos del Palacio Real, entonces Alcázar.

 

El Palacio del Buen Retiro, situado por aquellos años a la izquierda de la temida cuesta del ángel, fue utilizado por la monarquía durante casi doscientos años, hasta que en la Guerra de la Independencia, primero en 1808 con la llegada de las tropas Napoleónicas y más tarde en 1812, cuando fue bombardeado por las tropas inglesas (las tropas francesas habían establecido en él su cuartel general), quedó destruido en su totalidad, salvándose solo el antiguo salón de baile (actual salón del Prado), al que con el paso del tiempo se le han practicado numerosas reformas que han cambiado su aspecto exterior convirtiéndolo en un edificio neoclásico, hoy fuera del retiro.

 

A los arquitectos Giovani Batista Crecenzi y Alonso Carbonell , se les encarga la construcción de otros edificios, como el teatro del Buen Retiro, el Casón del Buen Retiro, antiguo Salón de Baile y el Salón de Reinos, hoy en día todos fuera del recinto del parque.

 

De referencia es el estanque grande, el de las barcas, escenario de naumaquias y espectáculos acuáticos para la realeza, tan recorrido por todos en nuestras patinadas por el parque, pertenece a este período inicial junto con el paseo de coches, ¡que era un canal!

 

El paso de la historia, se ha ido dejando notar en el conjunto, con modificaciones, que cambian la fisonomía del jardín, como el Parterre ( La Chopera), diseñado durante el reinado de Felipe V , la Real Fábrica de Porcelana del Buen Retiro en tiempos de Carlos III o el Observatorio Astronómico, obra de Juan de Villanueva, reinando Carlos IV. Obras civiles que afectan enormemente la fisonomía del parque.

cason buen_retiro_pObservatorio astronomico_p 

Carlos III fue el primer monarca en permitir el acceso parcial de los ciudadanos al recinto, siempre que cumpliesen con la condición de ir bien aseados y vestidos, ojo con el decoro.

 

Fernando VII inicia la reconstrucción del recinto después de los estragos causados por la Guerra de la Independencia, como ya hemos visto. Abre de forma continuada una parte del jardín al pueblo, como su precursor, Carlos III. El monarca se reservó una zona, entre las actuales calles de O'Donnell y Menéndez Pelayo , donde construye una serie de edificios para su recreo, conservándose aún la casita del pescador (refugio de caza), la casa del contrabandista y la Montaña Artificial.

 

Durante el reinando de Isabel II, se abrió la calle de Alfonso XII (entonces calle de Granada), vendiéndose al estado los terrenos comprendidos entre ésta y el Paseo del Prado, mas tarde urbanizadas por particulares.

carlos3  fernandoVII  Isabel II_Remembrance 

 Después de la Gloriosa, y la total apertura del parque, como hemos comentado con anterioridad, la ría grande y el estanque de San Antonio de los Portugueses se transformaron en Paseo de Coches, nuestra principal zona de esparcimiento y aprendizaje con el Club. Se trasladan al parque las fuentes de los Galápagos y de la Alcachofa, y se aprueba la realización de  la Fuente del Ángel Caído, ¿os suena? .Esta estatua fue construida por el escultor Ricardo Bellver en Roma, galardonada con la medalla de primera clase en la Exposición Nacional de 1878, y situada en su emplazamiento actual en 1885.

 

Muchos madrileños se opusieron a esta iniciativa, en especial el clero, pero el Duque de Fernán Núñez que era el propulsor de la idea, donó una importante cantidad de dinero para acallar las iras del pueblo y emplazarla.

 

En la zona conocida como el Campo Grande, se edifican con posterioridad el Palacio de Cristal, levantado en 1887 con motivo de la Exposición de las Islas Filipinas, construcción inspirada en el Crystal Palace Londinense, y el Palacio de Velázquez, construido con motivo de la celebración de la Exposición Nacional de Minería llevada a cabo en la ciudad entre los meses de mayo y noviembre de 1883, obra de Ricardo Velázquez Bosco.

 palacio-de-cristal-1887 pPalacio-Velazquez

El estado actual del Retiro se debe en gran medida a los trabajos del Jardinero Mayor del Ayuntamiento, Cecilio Rodríguez ( Valladolid , 1865 - Madrid , 1953 ), al cual fue dedicada una parte de los actuales jardines con su nombre, sí, donde los Pavos Reales.

 

Bueno, confío que a partir de ahora vuestros patines se encuentren mas ligados aun con el parque por compartir historia y que disfrutéis de el con mas conocimiento y respeto, a sus años.

 ¡Hasta pronto!

Agus:)